Como un signo de esperanza para las familias y enfermos que permanecen en el Hospital de Especialidades del IMSS de Orizaba, alrededor de 30 jóvenes que cursan la etapa Discipular en el Seminario Diocesano La Sagrada Familia rezaron un Rosario frente al área de Urgencias de dicha institución.

La oración que rhicieron la noche del viernes es parte del Novenario que realizan con motivo de la festividad de San Rafael Guizar y Valencia. Los jóvenes y sacerdotes formadores oraron frente al área de Urgencias de la institución.

El Padre Gilberto Cruz López, quien está a cargo de su formación espiritual dijo que los que rezaron fueron los Misterios Dolorosos y acercaron una luz de esperanza a quienes atraviesan por una enfermedad y a los familiares que cuidan a algún enfermo.

Los jóvenes, que fueron acompañados también por el Padre José Martín Bautista Román caminaron desde la Casa de Formación de Ixtaczoquitlán hasta el Hospital del IMSS, pues el ejercicio también forma parte de la oración “porque vamos ofreciendo nuestro esfuerzo físico al Señor, por el sufrimiento y dolor de nuestra gente que se encuentra internada en el hospital”, dijo.

Al término de la oración, a la que se sumaron y agradecieron familiares de pacientes, el Padre José Martín Bautista bendijo con la reliquia de primer grado de San Rafael Guízar y Valencia, el hospital.