Monseñor Eduardo Cervantes Merino pide a toda la comunidad diocesana seguir observando los protocolos sanitarios, con indicaciones específicas como mantener limitada la participación de fieles en las ceremonias, además de:*Mantener los protocolos que incluyen filtros sanitarios activos para la participación de fieles en las celebraciones, pues la pandemia por Covid-19 sigue causando estragos.*Que párrocos y rectores, junto con el consejo parroquial sigan desarrollando la creatividad pastoral para formar a los fieles sobre el sentido propio de la Cuaresma, la meditación de la Palabra de Dios, el valor de la oración, la penitencia y la caridad; así como también la riqueza de los sacramentos.*Catequizar adecuadamente a los fieles para que se entienda mejor el sentido de reservar la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana para la Pascua.*Facilitar a la comunidad la participación del sacramento de la penitencia, ofreciendo tiempo suficiente, horarios accesibles, dándolos a conocer en el tablero parroquial o por los medios electrónicos.*Ofrecer subsidios y materiales que permitan orar en familia y vivir su fe en estos días fuertes de reflexión; favorézcase el rezo del Vía Crucis en familia o pequeños grupos, siempre evitando aglomeraciones.