Una novena de Rosarios, que se hacen a distancia y se asignaron a diferentes familias, mismas que hacen una ofrenda floral, se llevan a cabo las actividades previas a la fiesta patronal de nuestra Señora de la Asunción, que es el 15 de agosto, en la parroquia de Barrio Nuevo.
Su párroco, Clemente Martínez señaló que la celebración este año se realiza sin elementos tradicionales como los cohetes, las celebraciones presenciales, eventos deportivos y culturales, ni la propia convivencia y comida; pero las que no pueden faltar son la fe y la devoción de la población que ahora la vivirá a través de las redes sociales de la parroquia, a consecuencia de la pandemia.
La dormición de la Virgen, que se adornará con manzanas, será el jueves a las 12 horas y a partir de ese momento habrá un Rosario temático: por los jóvenes, por la Paz, por la pandemia, por las personas de la tercera edad, entre otros, hasta las 10 de la noche.
El viernes a las 12 se levantará a la Virgen. Las mañanitas con Mariachi se entonarán a las 5 de la mañana del sábado y a lo largo del día habrá tres Misas, a las 7 a. m., a las 13 horas (de la mayordomía) y a las 7 p. m.
Aparte de las Misas, desde las 8 de la mañana la imagen de la Virgen de la Asunción recorrerá los hogares de sus hijos, a quienes se les invita a saludarla desde la ventana o puerta de su casa. A su paso se entregarán a los fieles, las manzanas con las que se le adornó.
El territorio que recorrerá será: la Unidad Habitacional Trébol, la Unidad Jardín, El Mirador y todo Barrio Nuevo.
En los Rosarios de los días 13 y 14 se invitó a la comunidad, a ofrendar en la medida de sus posibilidades, insumos como: cubrebocas y guantes, que se entregarán al personal médico del IMSS y ayudarles en su lucha contra la pandemia.